Rodi de Fuca


Escala_vista_aerea_ruinas_empurias

CATALUÑA ES HELENA

CATALUÑA ES GRIEGA
SI HAY LIBERTAD DE EXPRESIÓN, SOBRAN LAS CONSULTAS, ¡CATALUÑA ES HELENA!

Hace dos mil quinientos años, la península ibérica empezaba en el rio Ródano y acababa en el océano Atlántico. Estaba poblada por indígenas primitivos, que se dice llegaron después del gran diluvio en busca de nuevas tierras. Las dos tribus primitivas se llamaban Tharsianos y Tubalistas. Se supone que eran los predecesores de las próximas etnias que ocuparían la península, iberos y celtas, más tarde Celtíberos, resultado de las continuas mezclas entre los nuevos ocupantes (…)


Episkyros El juego de la Grecia clásica que Johan transformó en religión…

Episkyros
El juego de la Grecia clásica que Johan transformó en religión…
¡Nunca se fue!

El futbol, es como el río. Tiene caudal, flujo, corrientes, constancia, afluentes, infiltración, evaporación, confluencia…El curso de gravedad alta, o el nacimiento del río, se asemeja al cerebro futbolístico, la inteligencia balonpedística. El curso de gravedad inestable, es la superación de obstáculos durante su camino hacia la desembocadura o lo que es en el futbol el camino a la definición y su esencia, que se denomina gol o tanto (…)

ΕΠΙΣΚΥΡΟΣ

substracto

La exhibición

La exhibición

Estaba expuesto en medio del bosquejo, un proyecto inconcreto. Las gentes, aquellas amables criaturas hechas por pulpa, miel y magma, formaban hileras serpenteadas alrededor, y al bascular se transformaban en lazos huidizos de esencia y repiques de materia inconclusa.
-Yo quiero uno, dijo sin que nadie le hiciese caso, Dante.(…)


Odiseo y el Navegante 9. Y último. La aniquilación tenía su alegato.

Odiseo y el Navegante 9. Y último.
La aniquilación tenía su alegato.

-¡Majestad! Después de todo, ¿Que estamos haciendo aquí, lejos de Ítaca, huyendo de nuevo?
-No huimos, volvemos.
-¿Donde? Pero el regreso no era a Ítaca?
-No el regreso es a África, o a Iberia, o a Thesprotia. Donde espera una nueva tierra.
-¿Y el reino majestad? ¡Ítaca!
-Aquí no hay nada más que hacer navegante. Ya no nos queda nada. Ya no nos quiere “nadie”… Dejamos desolación, muerte y despojos. Alguien siempre esperará agazapado, para quitarme la vida.
-¿Y su familia majestad?
-Ya no me queda familia (…)

OINIADES DULICHION

CORFU

ODISEO Y EL NAVEGANTE, Canto 8. FEACIOS, Bienvenida y DESPEDIDA

ODISEO Y EL NAVEGANTE,
Canto 8. FEACIOS, Bienvenida y DESPEDIDA

Año 1174. Finales de Marzo. Es extraordinario como ha cambiado la civilización en veinte años. Y la tecnología. Que esplendido palacio construyeron estos foráneos en cinco, seis lustros. ¿Y sus barcos de abeto negro? Pentecónteros imponentes. Tres velas en armonía con los cincuenta y dos remeros y dirigidos con la sota y la quilla para que el viento recorra toda la curvatura de las velas… Es para soñar… (…)


δικο μασ

Odiseo y el Navegante Tocado y hundido 1

Odiseo y el Navegante
Tocado y hundido

-¡Entonces borremos los cantos de una tacada!
-La Ilíada ha sido un gran canto épico. Una gran guerra.
-¿Guerra o batalla?
– ¡Guerras! Ya me explicaré.
-¿Y la Odisea? ¿Mis hazañas?
– Tus mayores hazañas están en la Ilíada…
-¿Así que lo otro no sirve? Tantas aventuras, lucha, sufrimientos y desdichas. Bordadas y naufragios, anhelos, desdenes y nostalgias. ¿Y yo que fui? ¿Un charlatán? ¡Tocado y Hundido!


Odiseo y el Navegante ¿Quién cegó al bardo? 1

Odiseo y el Navegante
¿Quién cegó al bardo?

Escaso ha sido el viaje de la tierra del lotus a la tierra dominada por los Ciclopes. Como un suspiro. Estaba aquella isla inmóvil en medio del océano, del océano que pasea las olas y los sueños, que zampa olas y escupe tormentas, furibundo, enojado, dolorido y herido… sueño que dura un día o un instante. Perdido en la inmensidad de la nada entre lo irreal y lo herido en un ojo, donde aquellos desalmados habían clavado la lanza templada en el fuego…

-Aquí, discrepó el Navegante, ¡Eso lo has inventado!

-Para nada. ¿Porque iba a hacerlo?

εκλειψη_ηλίου-702x336

12814197_10208283192497369_1996572803669053678_n

UN BOQUERON HOMERICO

UN BOQUERON HOMERICO
καὶ δὴ ἄγρην ἐφέπεσκον ἀλητεύοντες ἀνάγκῃ,
ἰχθῦς ὄρνιθάς τε, φίλας ὅ τι χεῖρας ἵκοιτο,
γναμπτοῖς ἀγκίστροισιν, ἔτειρε δὲ γαστέρα λιμός·

«…Y en verdad vagando por necesidad buscaban cazar aves o peces cualquier ser apetecible que cayese a sus manos, con curvos anzuelos, porque el hambre les recomía las entrañas.»